Prensa

¿Dinero Público? ¡Código Público! 31 organizaciones piden mejoras en la contratación pública de software

Publicado:

Los servicios digitales utilizados por nuestra administración pública son una infraestructura crítica en las naciones democráticas del siglo 21. Para establecer sistemas fiables, nuestro gobiernos deben asegurarse de tener un control completo sobre los sistemas en el núcleo de nuestra infraestructura digital. Sin embargo a menudo no es el caso debido a licencias de software restrictivas.

Hoy, 31 organizaciones publican una carta abierta en la que instan a los legisladores para que pasen leyes que requieran que software financiado con dinero público y desarrollado para el sector público se ponga a disposición de los ciudadanos bajo licencias de Software Libre. De entre los primeros firmantes se cuentan CCC, EDRi, Free Software Foundation Europe, KDE, Open Knowledge Foundation Germany, openSUSE, Open Source Business Alliance, Open Source Initiative, The Document Foundation, Wikimedia Deutschland, así como muchos otros. Estas entidades animan a los ciudadanos y otras organizaciones a que firmen la carta abierta. La carta se remitirá a los candidatos de las elecciones al Parlamento Alemán y, en los próximos meses y hasta las elecciones al Parlamento Europeo del 2019, a otros representantes de la UE y estados miembro.

"Debido a que el código fuente del software privativo es a menudo un secreto comercial, la dificultad para descubrir fallos de seguridad tanto accidentales como intencionados en software crítico se incrementa radicalmente. Aplicar la ingeniería inversa al software privativo para mejorarlo o reforzarlo es una necesidad absoluta en el clima actual. Sin embargo, este requisito técnico básico es ilegal en muchos casos y jurisdicciones. Las infraestructuras críticas de hospitales, fábricas de automóviles y del transporte marítimo que han sido desconectados este año debido a fallos ocultos en software privativo demuestran que el código que no se puede auditar es un lastre que los estados ya no pueden permitirse amparar con privilegios legales especiales sin incurrir en un coste que se contabiliza en vidas.

Ahora mismo los planos maestros de muchas de nuestras infraestructuras públicas más críticas no están disponibles para el público. Al alinear la financiación pública con el requisito del Software Libre, podemos encontrar y arreglar fallos antes de que se utilicen otra vez para apagar las luces de algún hospital."

Edward Snowden, Presidente de la Fundación por la Libertad de Prensa, comentando el lanzamiento de la campaña "Dinero Público, Código Público".

Las instituciones públicas gastan millones de euros cada año en el desarrollo de nuevo software hecho a la medida de sus necesidades. Las opciones de contratación pública juegan un papel significativo en determinar qué empresas pueden participar y qué software se soportará con el dinero de los contribuyentes. Las administraciones públicas a todos los niveles a menudo tienen problemas a la hora de compartir su código unas con las otras, incluso cuando han financiado íntegramente su desarrollo. Además, con la eliminación de la posibilidad de auditoría por parte de terceros, así como otros métodos para la comprobación de la seguridad del código, los datos privados de los ciudadanos están en peligro.

"Necesitamos software que impulse la propagación de buenas ideas y soluciones. Sólo así seremos capaces de mejorar los servicios digitales para los ciudadanos de Europa. Necesitamos software que garantice la libertad de elección, acceso y competencia. Necesitamos software que ayude a las administraciones públicas a recuperar el control de sus infraestructuras digitales críticas, permitiéndoles ser independientes de un puñado de empresas."

Matthias Kirschner, Presidente de la Free Software Foundation Europe.

Por ello, los firmantes piden a los representantes de toda Europa que modernicen sus infraestructuras digitales para permitir a administraciones públicas, empresas y ciudadanos utilizar, examinar y mejorar libremente las aplicaciones desarrolladas con dinero público. De esta manera las administraciones públicas contarán con medidas para impedir depender de unas pocas empresas que usen licencias restrictivas que obstaculizan la competencia. Asimismo se asegurarán de que el código fuente estará disponible de manera que puertas traseras y agujeros de seguridad puedan corregirse sin tener que depender de un solo proveedor.

"Las instituciones públicas se financian con impuestos. Es su obligación utilizar estos fondos responsablemente y de la manera más eficiente posible. Si el dinero es público, el código también debe ser público." dice Kirschner.

Recursos

Los firmantes originales