Prensa

Cómo se reutiliza el software en las administraciones españolas: entrevista a Elena Muñoz Salinero sobre buenas prácticas.

Publicado:
Redactado por 

El Centro de Transferencia de Tecnología (CTT) es una iniciativa del Gobierno de España, cuyo objetivo es facilitar que se compartan y reutilicen el software y los servicios en las administraciones públicas. Para arrojar algo de luz al respecto de estas buenas prácticas, hemos entrevistado a Elena Muñoz Salinero, responsable del CTT, para preguntarle sobre el trasfondo legal, político y tecnológico del CTT.

Como primera entrega de una serie de entrevistas relativas a nuestra campaña «Public Money? Public Code!», hemos conversado con Elena Muñoz Salinero, Jefa de Área de Sistemas Telemáticos dentro de la Secretaría General de Administración Digital del Ministerio de Hacienda y Función Pública de España. Desde este puesto lidera el Centro de Transferencia de Tecnología del Gobierno de España, cuyo objetivo es favorecer la reutilización de soluciones informáticas entre las administraciones públicas, mediante la publicación del código bajo licencias de Software Libre. Hablaremos del entorno jurídico y técnico del CTT, así como de la obligación de las administraciones públicas españolas de usar y reutilizar Software Libre; trataremos aspectos relativos a las licencias y a cómo pueden beneficiarse otras administraciones y usuarios, incluso de fuera de España.

Fotografía de Elena Muñoz Salinero

Elena Muñoz Salinero se licenció en Ingeniería Superior en Telecomunicaciones por la Universidad Politécnica de Madrid y se incorporó a la Administración General del Estado en 2003. Actualmente es Jefa de Área de Sistemas Telemáticos dentro de la Secretaría General de Administración Digital del Ministerio de Hacienda y Función Pública de España. Desde 2007, entre otras ocupaciones, ha trabajado en el ámbito de la reutilización de las aplicaciones y los servicios que proveen las administraciones públicas, así como en liderar la iniciativa del Centro de Transferencia de Tecnología del Gobierno de España.

FSFE: Usted está a cargo del Centro de Transferencia de Tecnología (CTT) del Gobierno de España, cuyo objetivo es favorecer la reutilización de soluciones informáticas entre las administraciones públicas. ¿Puede explicarnos brevemente el contexto legal y político del CTT y cómo trabajan para alcanzar sus objetivos?

Tal y como ha dicho, el Centro de Transferencia de Tecnología («CTT») publica un repositorio de software producido por las administraciones públicas españolas (a nivel tanto local, como regional y nacional). También posibilita la colaboración y el desarrollo conjunto de programas de tecnologías de la información para el gobierno electrónico a través de la Forja CTT, que en este momento está integrada en GitHub.

Los orígenes del CTT se remontan a 2007, como consecuencia del mandato legal que establece el Artículo 46 de la Ley 11/2007 de Acceso Electrónico de los Ciudadanos a los Servicios Públicos. En aquel momento, ya se veía que ofrecer servicios públicos electrónicos en todos los niveles de la administración solo sería posible, de una manera eficiente, si las administraciones públicas compartían sus progresos. Los requisitos, de cara a la reutilización, se ampliaron en nuestro Esquema Nacional de Interoperabilidad.

Finalmente, en 2016 entraron en vigor los nuevos requisitos actualizados (y ampliados) en los artículos 157 y 158 de la nueva Ley 40/2015 de Régimen Jurídico del Sector Público: la ley fundamental para todo el sector público español, que regula cómo deben trabajar las administraciones públicas. Como puede ver, la idea de reutilizar y compartir las TIC en España es esencial.

FSFE: ¿El CTT ofrece únicamente recursos basados en Software Libre, es decir, código publicado bajo una licencia de Software Libre o de fuente abierta? En caso afirmativo, ¿puede decirnos cuál es la licencia de software que se usa preferentemente en las administraciones españolas?

Desde un principio hemos pensado que el concepto de «compartir y reutilizar» es más amplio que el de «software libre». Para nosotros dicho concepto siempre ha estado vinculado a la reutilización de servicios, lo que hoy día llamamos «servicios en la nube».

En el CTT puedes encontrar muchos tipos distintos de productos y servicios reutilizables: aplicaciones, servicios comunes, recursos semánticos, etc. Las aplicaciones, en sí, también pueden ser totalmente de código abierto, exclusivamente de «código abierto» para las administraciones públicas o que tan solo permitan su uso en el sector público. El proveedor es quien lo decide.

Con carácter general, nuestra recomendación, y licencia preferida, es la EUPL (Licencia Pública de la Unión Europea). No obstante, aceptamos cualquier otra licencia de código abierto.

FSFE: ¿Alojan ustedes mismos el código del software en el Centro de Transferencia de Tecnología o lo que mantienen es fundamentalmente algún tipo de base de datos de opciones disponibles, para luego redirigir a sus visitantes hacia las plataformas que realmente alojan el código de esos proyectos?

En este caso, la respuesta es que ambas cosas. Somos una especie de «base de datos» de opciones disponibles, pero también puede optarse por alojar el código en el CTT, alojarlo en la Forja CTT (en GitHub) o alojarlo en cualquier otra plataforma. Somos muy flexibles al respecto.

«El concepto básico es que las administraciones públicas deben compartir las aplicaciones que ellas mismas han desarrollado si otra administración pública las solicita».

FSFE: ¿Es obligatorio que una administración pública tenga en cuenta al CTT y anteponga un producto basado en Software Libre frente a otros productos, incluyendo opciones más baratas pero basadas en software privativo? ¿Cómo se establece esta obligación en la práctica?

El concepto básico es que las administraciones públicas deben compartir las aplicaciones que ellas mismas han desarrollado si otra administración pública las solicita. Por supuesto, también deben ser los titulares de la propiedad intelectual para poder hacerlo.

La nueva ley también estipula que, antes de desarrollar algo nuevo, las administraciones públicas deben comprobar si ya existe una aplicación o servicio similar en el CTT. Y en caso de que así sea, deben reutilizalos.

No obstante, si puedes justificar la existencia de una opción más barata para tu organización mediante el uso de otro producto, ya sea de código abierto o privativo, se permite optar por ella.

FSFE: ¿Ayudan también a otras administraciones, ya sea por iniciativa propia, ya sea porque ellas lo pidan, a encontrar un producto o un servicio que les sea adecuado, o deben esas administraciones encontrarlos por sí mismas? ¿Les ofrecen algún tipo de asistencia?

Cada proveedor es responsable de ofrecer su propia asistencia, pero esto no es obligatorio. Los productos o servicios se aportan gratuitamente, por lo que pueden elegir si ofrecen asistencia o no. Nuestro ministerio es, de hecho, uno de los proveedores principales de productos y servicios reutilizables para otras administraciones públicas. Ofrecemos muchas aplicaciones de código abierto y muchos servicios en la nube a todas las administraciones públicas, intentando cubrir las necesidades primordiales para la prestación de servicios de gobierno electrónico. En esos casos, sí ofrecemos asistencia para todas aquellas administraciones que intentan utilizarlos.

FSFE: ¿Qué ocurre con el software que esté desarrollando alguna administración, o que ya haya desarrollado, pero que no sea todavía Software Libre? ¿Están ayudando a estas administraciones a liberar su software y a añadirlo a su repositorio? ¿Les ofrecen apoyo legal o de la comunidad?

Ayudamos a que las administraciones públicas liberen su software de varias formas. Hemos creado para ellas unas guías muy interesantes: Reutilización de activos. Guía de publicación y licenciamiento de activos. El CTT también ofrece un servicio de soporte donde se pueden hacer preguntas sobre el proceso, sobre cómo elegir la licencia, etc. Por supuesto, a su vez, somos usuarios intensivos del servicio de ayuda de la Comisión Europea en relación a la EUPL, disponible en JOINUP.

FSFE: En la conferencia «Comparte y Reutiliza» del año pasado, España fue la mejor con cuatro galardones en tres de las categorías, los cuales ganó con cuatro planteamientos distintos basados en Software Libre. ¿Cree que el Software Libre es un asunto importante y de creciente relevancia en la cultura administrativa de España?

Estos premios son la prueba y el reconocimiento a todos los esfuerzos que se han realizado a lo largo de muchos años en España. El Software Libre no es solo un tema de relevancia creciente en la cultura administrativa española, sino un hecho consolidado.

FSFE: ¿Cuál es la aceptación general y cuáles son los comentarios que recibe la CTT por parte de las administraciones a lo largo de toda España?

Los comentarios que recibimos son muy positivos en todos los sentidos. Tenemos muchos proveedores y muchos usuarios.

«Aún se precisa un cambio cultural radical para llegar a ser conscientes, desde el minuto cero, de que el software que se va a desarrollar debe poder reutilizarse en un futuro».

Sin embargo, una queja habitual es la excesiva diversidad de licencias de código abierto. Si tuviésemos un conjunto de licencias mucho más reducido, el análisis necesario para liberar el software sería más sencillo y habría más proveedores que estarían dispuestos a liberar sus proyectos con todas las garantías.

La otra desventaja es que la reutilización del software no es fácil. Cuanto más grande es el producto, más difícil es reutilizarlo. Todos los productos creados en administraciones públicas (como en cualquier gran empresa) están muy personalizados para satisfacer las características particulares y las dinámicas de cada organización. Por lo general, se suelen desarrollar sin tener en cuenta que otros usuarios podrían reutilizarlos, por lo que siempre son necesarios bastantes esfuerzos (ingentes esfuerzos en algunas ocasiones) para adaptarlos a nuevos entornos.

Aún se precisa un cambio cultural radical para llegar a ser conscientes, desde el minuto cero, de que el software que se va a desarrollar debe poder reutilizarse en un futuro.

FSFE: ¿Sería viable para una administración foránea obtener ayuda de su servicio o aportar software al mismo?

Cualquier administración pública, ya sea de dentro, ya de fuera de España, puede tanto utilizar como contribuir a cualquiera de nuestros recursos de código abierto existentes. No obstante, solamente ofrecemos asistencia y añadimos productos nuevos para las administraciones públicas españolas.

FSFE: ¿Hay alguna forma de que nuestros lectores puedan ayudar y contribuir al repositorio del CTT o al software que se oferta, aunque no trabajen en una administración española?

Claro, por supuesto. Gran parte del código ya está en GitHub, donde se puede ayudar y colaborar de igual forma a como lo harías con cualquier otro proyecto. Además de eso, algunas de las aplicaciones de código abierto ya funcionan como una comunidad de código abierto consolidada, en la que todo el mundo puede participar.

Entrevistador: Erik Albers

Mediante nuestra campaña «Public Money? Public Code!», la FSFE exige que todo el software que se financie con dinero público o se desarrolle para el sector público, esté disponible públicamente bajo una licencia de Software Libre o de código abierto. Para facilitar que se entienda nuestra petición y los beneficios que conlleva, realizaremos una serie de entrevistas que destacarán casos ejemplares y escenarios de uso que representan buenas prácticas. Nuestros entrevistados serán responsables políticos y con capacidad de toma de decisiones, así como autoridades y desarrolladores que, de una forma u otra, ya estén implementando código público.