¿Por qué dar preferencia al Software Libre en la escuela?

Tanto si les gusta como si no, si los profesores usan software privativo, se lo hacen comprar a los padres de sus alumnos. Al hacer eso, contribuyen a una selección basada en dinero, y el Software Libre utilizado en la escuela ¡lo puedan llevar a casa! El Software Libre es republicano:

Cuando resulte conveniente, es necesario dar a los estudiantes conocimientos de computación reales, no solo «instrucciones de uso» del software privativo. En consecuencia, han de tener acceso sin restricción al código fuente, para modificarlo o adaptarlo a sus necesidades, y así mejorar las aplicaciones que usan o crean.

El Software Libre funciona bien y es seguro para las comunicaciones, una prioridad en las escuelas por el acceso a Internet y al correo... el Software Libre permite su uso remoto, una necesidad para su despliegue en grandes centros educativos. El Software Libre es inmune a los virus actuales.

Los centros educativos han de quedar al margen del consumismo. Las necesidades escolares, y la forma en que se provean, han de evitar las modas o la publicidad de la industria del software. El Software Libre le da actualidad permanente al hardware y permite un uso más prolongado al viejo (y barato) hardware, concretamente como terminales o «clientes» de un ordenador. El Software Libre permite cierta perennidad ya que no es necesario comprar la última versión del software para conseguir una eventual mejora. Las actualizaciones se pueden crear rápidamente (así no tendrá que depender de los buena voluntad de un proveedor) y compartirla con otros usuarios de todo el mundo.

El conocimiento es universal, el Software Libre también.

En la educación, los medios están más limitados que en otros sectores, ya que han de ser usados a gran escala. Es más importante pagar materia gris (por ejemplo ayudas para ideas de proyectos, formación personal y educacional) o material extra que pagar licencias privativas.

La versión original de este texto fue escrita por Jean Peyratout