Desde 2001 la FSFE ha estado potenciando los derechos de los usuarios mediante la remoción de obstáculos frente a la libertad del software. A lo largo de 20 años hemos estado ayudando a las personas y organizaciones a entender cómo el Software Libre contribuye a la libertad, la transparencia, y la autodeterminación.

En las siguientes dos décadas necesitamos tu ayuda. Queremos que todo el mundo sea capaz de controlar su tecnología. El Software Libre y sus libertades de usar, estudiar, compartir, y mejorar son las claves para este objetivo.

Carta abierta a los Miembros del Parlamento Europeo, 18-04-2007

Apreciado Miembro del Parlamento Europeo,

La Free Software Foundation Europe desea alertarle acerca de una propuesta de Directiva que se votará en la próxima sesión plenaria. La Com(2006)168 criminaliza muchos usos legítimos y socialmente útiles de la tecnología, y reducirá la capacidad de los ciudadanos europeos para participar en la Sociedad de la Información al crear más burocracia, incertidumbre y miedo. Esta propuesta arruina los beneficios que han supuesto los avances en las Tecnologías de la Información y Comunicación, que facilitan enormemente que cualquier ciudadano participe creando y distribuyendo software e información.

El texto propuesto:

  1. Crea demasiados delitos vagamente definidos acerca «la tentativa, la complicidad y la instigación» de infracciones de muchas leyes distintas, incluyendo las de derechos de autor, marcas comerciales y patentes. Esto infringe el Artículo 49 de la Carta de los Derechos Fundamentales al hacer un uso desproporcionado de sanciones penales.
  2. Hace que su aplicación sea tan sencilla y económica, que la investigación policial se convertirá en una tentadora herramienta contra la competencia en el sector empresarial.
  3. Carece de salvaguardas para prevenir el abuso o limitar su aplicación en situaciones que puedan ser dañinas para la sociedad. Los dos únicos límites, «escala comercial» e «intencionalidad», no están definidos.
  4. Introduce sanciones intimidatorias en áreas en donde particulares, proyectos basados en una comunidad y otros pequeños o medianos grupos no tienen los recursos económicos y legales suficientes para defender sus derechos en un tribunal. Esto debería evitarse en campos donde la tecnología evoluciona con mayor celeridad que las leyes de la UE, como la tecnología digital.

Por estos motivos solicitamos al Parlamento Europeo que:

  1. Limite las sanciones penales en falsificación de marcas y a lo que el acuerdo sobre los ADPIC denomina «piratería del derecho de autor».
  2. Defina «escala comercial» como actuar para recibir una recompensa económica.
  3. Defina «infracción intencionada» como infracción «de mala fe».
  4. Elimine la criminalización de la «la tentativa, la complicidad y la instigación».
  5. Elimine la investigación y las acciones penales automáticas, la aplicación de los derechos debe producirse a petición del titular de dichos derechos.
  6. Añada medidas para evitar y proteger contra el abuso.

Otra organización, la FFII (Foundation for a Free Information Infrastructure), ha publicado enmiendas que mejoran substancialmente la propuesta de Directiva. La FSFE espera dar su apoyo a las enmiendas de la FFII cuando se presenten para la votación de la próxima semana.

Para más información, puede contactar, si lo desea, con el representante de la FSFE en Bruselas, Ciaran O'Riordan, en inglés por teléfono o en otro idioma mediante correo electrónico.

Ciaran O'Riordan,
Brussels Representative, Free Software Foundation Europe (FSFE)