2020 ha sido un año difícil para todo el mundo, pero nos mantuvimos en la lucha por la libertad de los usuarios del software en todo lugar. Necesitamos tu apoyo ahora para conseguir llevar adelante este trabajo el año que viene. Si tu situación te lo permite, considera por favor hacernos una donación hoy.

Además necesitamos tu ayuda para difundir nuestro mensaje, así que no te olvides de contarles a tus amigos y familia acerca de nuestro trabajo y esfuerzos por financiarnos. ¡Muchas gracias de parte de cada uno de nosotros en la FSFE!

Patentes de software en Europa

[Introducción | Antecedentes | Estado actual | Lecturas complementarias]

Estado actual

La propuesta de directiva original de la Comisión Europea fue duramente criticada por permitir el patentamiento ilimitado de software, métodos de cálculo y procesos de negocios, mientras se reclamaba que no se hiciera de ese modo.

24 de septiembre de 2003: El Parlamento Europeo, el único organismo de la Unión Europea elegido directamente por la ciudadanía, tuvo que decidir sobre la propuesta de la Comisión. Dadas las necesidades de la ciudadanía europea y las preferencias de la industria, el Parlamento dio curso a la directiva sólo después de limitar el alcance de la patentabilidad y excluir el software abstracto y puro sin contexto técnico.
Esta decisión fue vista como una victoria de la democracia y un paso adelante en una Unión Europea más transparente y participativa para muchos.

18 de mayo de 2004: El Consejo de la Unión Europea, un cuerpo de ministros representantes de los estados miembros, rechazó la versión del parlamento. En cambio, logró un acuerdo sobre una nueva propuesta de la Comisión que era, en efecto, idéntica a la propuesta original, y en algunos aspectos aún peor. De todos modos, la adopción formal de dicha propuesta fue pospuesta.

21 de diciembre de 2004: La directiva se añadió en la agenda del Consejo Europeo de Agricultura y Pesca, para ser aprobada como uno de los denominados «Ítem A», sin mayores discusiones.
En una inesperada visita, el Vice Ministro polaco de Ciencias, Wodzimierz Marcinski, vetó este «ítem» al principio de la reunión, así que fue eliminado de la agenda. Polonia recibió muchos y merecidos aplausos por este acto en defensa de la democracia y en prevención de serios daños a la economía europea.

7 de marzo de 2005: Un día negro para los ciudadanos, la economía y la democracia en Europa. Con una remarcable indiferencia, la Presidencia de la UE forzó la introducción de la directiva de patentes de software en la agenda como un «Ítem A». Esto se hizo en contra de la voluntad expresa de diversos países presentes en el encuentro e ignorando el Parlamento Europeo, así como a diversos parlamentos nacionales. El motivo oficial dado fue: «reglas formales de procedimiento».

6 de julio de 2005: Con una abrumadora mayoría de 648 de los 680 votos posibles, el Parlamento Europeo rechazó por completo la directiva de patentes de software, mandando un claro mensaje en contra de la patentabilidad del software en Europa y, a la vez, una señal de protesta en contra de la corrupción en los procesos democráticos. Es importante que, a partir de ahora, se establecezca un control democrático de la Oficina Europea de Patentes (EPO, en sus siglas en inglés). Puede encontrar más información en el comunicado de prensa de la FSFE (en inglés).