empowering users
to control technology

La Libertad del Enrutador

No hace falta decir que en nuestra sociedad tenemos que ser capaces de elegir libremente los dispositivos técnicos que usamos en nuestros hogares así como somos libres de elegir qué teléfono móvil compramos. Pero algunos proveedores de servicios de Internet en Europa deshonran este principio al dictar qué dispositivo deben utilizar sus clientes para conectarse a Internet, o discriminan a los propietarios de dispositivos alternativos. A este menoscabo de nuestra libertad básica de elección se oponen firmemente la Fundación del Software Libre de Europa y muchas otras organizaciones, proyectos y personas. La libertad de los enrutadores no es sólo un tema para expertos. Nos afecta a todos nosotros

¿Qué son los enrutadores y los modems?

Los enrutadores y módems son equipos (o terminales, según las regulaciones europeas) que nuestros dispositivos (como ordenadores, móviles, TV, etc.) usan para conectarse con el Proveedor de Servicios de Internet (ISP). Mientras que el módem trae la información, el enrutador la distribuye (o "enruta") a diferentes dispositivos. Los enrutadores comparten información entre los ordenadores, y se conectan a Internet a través de un módem. A veces el ISP ofrece un router y un módem en un mismo dispositivo. Sin embargo, un enrutador no tiene acceso a Internet sin un módem. Los enrutadores pueden manejar otras funciones también, por ejemplo WiFi, Voz sobre IP (VoIP), y TV streaming, y también detalles técnicos como el reenvío de puertos, DNS dinámico o VPN por túnel. Normalmente, toda la comunicación basada en Internet pasa a través de routers.

La mayoría de los proveedores de servicios de Internet en Europa ofrecen un router recomendado con el contrato para sus clientes. En principio eso no está mal porque entonces los usuarios no tienen que buscar ellos un dispositivo. Sin embargo, si los consumidores se ven obligados a utilizar este dispositivo, esta práctica los puede hacer totalmente dependientes y vulnerables a los cambios técnicos y contractuales, lo que puede dar lugar a un trato injusto por parte de los proveedores de servicios de Internet.

La Libertad del Enrutador y la Neutralidad de la Red

La neutralidad de la red, es el principio de que los proveedores de servicios de Internet tienen que tratar todas las comunicaciones de Internet por igual, y no discriminar o cobrar de manera diferente, por ejemplo, en función del usuario, el contenido, el sitio web, el servicio, el tipo de equipo o el modo de comunicación. La libertad de los enrutadores es un corolario fundamental de esta idea. De hecho, la libertad de elección de nuestro propio equipo ya está garantizada en el marco reglamentario europeo. El denominado Reglamento de Internet Abierto de la UE concede a los usuarios finales el derecho a acceder y distribuir los contenidos y servicios legales de tu elección a través de tu proveedor de servicios de Internet. La regla básica es: el tráfico de Internet se tratará sin discriminación

A fin de proteger esta libertad, el párrafo 1 del artículo 3 de la Directiva sobre la neutralidad de la red establece que la aplicación de las respectivas normas de Internet abierto es tarea de las autoridades nacionales de reglamentación (ANR) de cada país europeo. Deben comprobar la aplicación de las normas de la Directiva de acuerdo con las directrices técnicas del Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones Electrónicas (BEREC).

Sin embargo, muchos proveedores de servicios de Internet en toda Europa no cumplen con la normativa todavía, imponiendo sus propios enrutadores a los consumidores en una clara contradicción con el principio de Neutralidad de la Red. Su argumentación se refiere a la ubicación del punto de terminación de la red (NTP, en español PTR), una definición arbitraria entre los límites del equipo de red privado del usuario y del ISP. Introdujeron un debate para determinar si el NTP estaría situado dentro del dominio del usuario final, para que puedan usar su propio módem y enrutador, o el NTP sería parte del dominio del operador de la red, así que los usuarios finales no pueden usar su propio enrutador con un módem privado. En este caso, los usuarios deberían utilizar el router del ISP.

Network Termination Point
Representación del punto de terminación de la red

La Libertad del Enrutador en Europa

Entre los años 2013 y 2016, la FSFE y otras 9 organizaciones civiles realizaron una exitosa campaña por la Libertad de los Routers en Alemania que resultó en la adopción de una ley que obliga a todos los proveedores de servicios de Internet alemanes a permitir que los nuevos clientes utilicen módems y enrutadores alternativos para conectarse a Internet. La FSFE sigue supervisando la aplicación, ha enviado dispositivos de prueba a voluntarios para que comprueben si sus ISPs cumplen la ley, y recogió los resultados.

Sin embargo, la conciencia sobre este tema fundamental sigue siendo muy escasa en toda Europa. Los usuarios no están siendo informados conscientemente sobre los riesgos de no tener la libertad de elegir su propio equipo. Es inaceptable limitar la Libertad del Enrutador sobre la base de una definición arbitraria que sólo beneficia a los proveedores de servicios de Internet y somete a los usuarios a una situación muy injusta y sumisa.

¿Por qué es importante la Libertad del Enrutador?

Veámoslo así: todo tu tráfico de Internet, encriptación, copias de seguridad, comunicación, compras, escritos, interacción comercial, etc. se transfieren a través de tu enrutador. Si tu enrutador no es libre, tu libertad digital puede verse comprometida.

La violación de la Libertad del Enrutador se puede originar por diferentes restricciones, tales como:

  • La ISP no permite que el cliente utilice otro enrutador, esto es, por contrato.
  • La ISP no le da al cliente los datos de conexión como el nombre de usuario y la contraseña para la conexión PPPoE/VoIP (puede cambiar en algunos países, pero el problema sigue siendo el mismo).
  • La ISP utiliza técnicas no estándar para conectar a sus clientes a Internet/su infraestructura, es decir, enchufes especiales o protocolos propietarios.
  • El proveedor de servicios de Internet requiere a todo enrutador que se registre en su propia infraestructura, es decir, mediante una dirección MAC u otra identificación. Así que el cliente no puede usar sus propios dispositivos porque no obtendrá una dirección IP u otros datos necesarios.

Estas situaciones muestran las negativas consecuencias de la falta de la Libertad del Enrutador.Las razones para defender y promover la Libertad de los Enrutadores se refieren a elementos éticos y técnicos para nuestras necesidades básicas de acceso a Internet, tales como:

  • Libertad de elección: Tenemos el derecho de elegir nuestro propios dispositivos electrónicos. Si los clientes no quieren utilizar el dispositivo recomendado por el ISP por cualquier razón, el ISP debe respetar esto sin repercusiones para el usuario.
  • Privacidad y protección de datos: La falta de Libertad de los Enrutadores compromete nuestra privacidad y la seguridad de nuestros datos personales más sensibles.
  • Compatibilidad: Algunos proveedores de servicios de Internet imponen a los usuarios modelos específicos, obligándoles a adquirir sólo hardware compatible. Desde el punto de vista del consumidor y del medio ambiente, esto es desfavorable debido a la acumulación de residuos electrónicos, aunque los dispositivos siguieran funcionando.
  • Libre Competencia y Progreso Tecnológico: Los usuarios se benefician de la libre competencia que garantiza la libre elección y la mejora estable de los productos. La falta de competencia, incluso, repercutiría en el usuario ya que las características (de seguridad) serían continuamente reducidas y la facilidad de uso disminuiría. Incluso iría a más: Si se obliga a un usuario a usar un enrutador, el ISP está a un sólo un paso de soportar un único proveedor de SIP, un almacenamiento en la nube, un Proveedor de DynamicDNS, o una plataforma de transmisión de medios. El usuario no puede usar sus teléfonos, su almacenamiento en línea de confianza o su hardware, porque no está soportado.
  • Seguridad: La falta de libertad de los enrutadores aumenta la probabilidad de que grandes partes del mercado de los enrutadores estén dominados sólo por una o unas pocas familias de productos o fabricantes. Entonces, si aparecen grandes problemas o agujeros de seguridad, un gran número de usuarios se verán afectados al mismo tiempo. La mayoría de los proveedores de servicios de Internet sólo utilizan unos pocos modelos de enrutadores y por lo tanto ponen en peligro la seguridad de sus clientes. Eso es particularmente problemático cuando los fabricantes y los proveedores son muy lentos en la entrega de actualizaciones críticas y no se permite a los usuarios hacerlas ellos mismos.

Actúa

Los proveedores de servicios de Internet están imponiendo en toda Europa sus propios enrutadores a los consumidores, amenazando nuestra libertad de elección en cuanto al equipo que utilizamos para la conexión a Internet. Los ISP están aprovechando el debate a nivel europeo usando definiciones cuestionables sobre el Punto de Terminación de la Red. Puedes participar en esta campaña fundamental para defender nuestra libertad.

Ya hemos ganado en Alemania y otros países están siguiendo el camino. Hemos aprendido valiosas lecciones en el proceso y las hemos recopilado en una página wiki, donde puedes encontrar toda la información necesaria para luchar contra la alteración de la Libertad de los Enrutadores, y plantear el problema en tu comunidad y a tus representantes políticos.

All related news and events