Desde 2001 la FSFE ha estado potenciando los derechos de los usuarios mediante la remoción de obstáculos frente a la libertad del software. A lo largo de 20 años hemos estado ayudando a las personas y organizaciones a entender cómo el Software Libre contribuye a la libertad, la transparencia, y la autodeterminación.

En las siguientes dos décadas necesitamos tu ayuda. Queremos que todo el mundo sea capaz de controlar su tecnología. El Software Libre y sus libertades de usar, estudiar, compartir, y mejorar son las claves para este objetivo.

Patentes de software en Europa

[ Introducción | Antecedentes | Estado actual | Lecturas complementarias ]

Carta Abierta: [2004-05-10] [2004-05-31] [2004-07-06] [2004-08-02] [2004-09-06] [2004-10-04] [2004-11-01] [2004-12-06] [2005-01-03] [2005-02-07] [2005-03-07] [2005-04-05] [2005-05-02] [2005-06-06]

Las patentes de software ponen en peligro los Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF)

5 de abril de 2005

La Asociación Europea de Empresas de Tecnología de la Información y la Comunicación (EICTA, en sus siglas en inglés) integra a otras 32 asociaciones nacionales de ICT/CE de 24 países Europeos, y a 48 compañías como miembros directos. EICTA también representa a más de 10.000 empresas europeas con un total de más de 2 millones de empleados y unos ingresos totales que superan los 200 billones de euros. Esta asociación apoya plenamente la monopolización de las ideas de software. El señor Provoost es el presidente de EICTA, además de representar en la asociación a Philips Consumer Electronics como Director General y vicepresidente.

Apreciado Sr. Provoost,

El Consejo y la Comisión Europea están presionando para que se introduzcan las patentes de software en Europa, hasta tal punto que los métodos empleados han despertado dudas justificadas en las raíces democráticas de Europa.

Su asociación, la Asociación Europea de Empresas de Tecnología de la Información y la Comunicación («European Information & Communications Technology Industry Association», EICTA), respalda totalmente la introducción de las patentes de software argumentando que «Se nos debe permitir proteger nuestras innovaciones».

Estamos completamente de acuerdo con esa afirmación. No obstante, si cree que las patentes de software ayudarán a proteger a la innovación, nos parece que no está correctamente informado. El papel de las patentes de software no es proteger la innovación, sino prevenir la innovación; tal como señaló, en el año 1991, Bill Gates en un memorándum interno de Microsoft:

«Si la gente hubiera comprendido cómo se asignaban las patentes cuando la mayoría de las ideas de hoy fueron inventadas y hubieran aplicado patentes sobre ellas, la industria estaría hoy en un completo estancamiento.»

Hizo esta afirmación porque comprendía que las patentes de software son inevitablemente monopolios sobre ideas y sobre conceptos totalmente abstractos.

Si Pitágoras descubriese hoy en día su teorema, bajo las patentes de software, podría construir libremente un monopolio sobre su idea. Podría, arbitrariamente, seleccionar las condiciones sobre las cuales otros podrían usar su teorema.

El software habitualmente agrupa, literalmente, centenares de ideas y conceptos abstractos. Bajo las patentes de software, cada una de estas ideas podría ser monopolizada e impedir su uso por parte de la competencia. Es por ese motivo que Bill Gates comentó en una ocasión:

«Cualquier nueva empresa sin patentes propias hubiera sido forzada a pagar cualquier precio que los gigantes quisieran imponer. Ese precio sería alto: A las compañías ya establecidas les interesa excluir a futuros competidores».

En otras palabras: las patentes de software son una herramienta anticompetitiva, que sirve para dificultar la innovación. Se pueden comparar con una puerta que se puede cerrar, sin dificultad, a voluntad para que algunas compañías innovadoras ya establecidas, como por ejemplo Philips, se les bloquee el paso; lo mismo sería aplicable a nuevas compañías.

En anteriores cartas abiertas explicamos cómo las patentes de software pueden suponer un coste en empleo y recursos energéticos para Europa. Hoy, en esta carta, deseamos informarle de cómo las patentes de software pueden ser una amenaza para las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF/IFRS) [1]. Dado que todas las ideas usadas en esos estándares pueden ser implementadas en software, pueden estar sujetas a patentabilidad. Esto afectaría a todas las compañías Europeas, ya que las NIIF/IFRS son obligatorias en todas las compañías de la Unión Europea desde el 2002.

Si comprueba la base de datos de la Oficina Estadounidense de Patentes y Marcas («US Patent and Trademark Office», USPTO) podrá descubrir que hay centenares de patentes sobre ideas de software relacionadas con expresiones tales como «account» (cuenta bancaria) o «finantial report» (información financiera). Concretamente, una de ellas protege un sistema para «financing planning and advice» (asesoramiento y planificación financiera)[2]. Esta patente en particular pertenece a American Express Financial Corporation (Amex), una compañía que seguramente debe conocer mejor por sus tarjetas de crédito que por su innovador software.

Una vez establecida la base legal para las patentes de software en Europa, Amex podría, de forma arbitraria, escoger a que compañías de software se les permitiría implementar las NIIF/IFRS o cualquier estándar similar.

Y por supuesto, todo esto suponiendo que ninguno de los competidores de Amex tenga interés en frenar el desarrollo de las NIIF y utilice sus patentes, en otras ideas básicas, para detener su desarrollo. Pero incluso si nadie lo hace, dado que todos los sistemas informáticos tienen componentes en común, y el número de métodos y técnicas para hacer un sistema informático seguro son limitadas, cualquier software será siempre menos seguro con las patentes de software.

En Europa se suele observar con frecuencia el sistema estadounidense como referencia de modelo económico. Esta vez, el CEO (director general) de Computer Associates, John Swainson, dio un mensaje bastante claro: «Europa no debería introducir las patentes de software» [3].

El Copyright provee de un sistema muy eficiente para la protección del software; pero para que el Copyrigth proteja la innovación, por encima de todo se debe tener innovación. Es precisamente por ese motivo que esperamos que la EICTA cambie de opinión y se oponga a las patentes de software, ya que «Se nos debe permitir innovar».

Atentamente,

Georg Greve
Presidente
Free Software Foundation Europa (FSFE)
fsfe.org

[1] http://en.wikipedia.org/wiki/Ifrs

[2] Patente EEUU 6,430,542: Programa implementado por ordenador para sistema de planificación y consejo financiero

[3] http://www.ftd.de/tm/it/1110009214683.html?nv=sl